sábado, 21 de mayo de 2016

Un progreso que se regresa a los orígenes.

Una de las cosas claras que voy viendo conforme pasa el tiempo (y luego voy aprendiendo también) es dar las cosas la importancia que tiene, aunque muchos dicen que no la tienen pero luego... ¡ai caray!

Hay unos detalles que si bien para unos es irrelevante para otros es imprescindible, o de la misma forma que si para uno es inevitable pues para otros es "colateralmente" beneficioso, las empresas de una forma u otra pues acaban apoyándose cuando ya tienen cierto ámbito, cierto tamaño y cierta infraestructura, con la excusa de que dejarían sin dar de comer a muchas personas pues deben seguir con el mismo rol una y otra vez,

En el caso de ahora que quiero tratar un poco es la indiscutible experiencia sobre mis propia palabras en redes sociales, y una de ellas es la que usamos en las mas comunes como por ejemplo las dos mas grandes u omnipresentes como twitter y facebook.

En el lado de redes libres uno es propietario de sus propias declaraciones, intenciones, locuciones, exposiciones e incluso discusiones, en el otro ámbito no eres el propietario en ninguna de las maneras, porque siempre habrá algo o alguien en donde/que hará un buen (mal) uso de ellas.

Digo mal entre paréntesis porque eso no le incumbe nada a nadie, pero como son con intereses particulares entonces si se explaye en sus propios pretextos que a nadie le justifica ni necesita, todos ya sabemos bien porque y para que es la razón de ser de una empresa.

Esta metáfora me llegó hoy en la experiencia de ver problema de unos usuarios en un sistema propietario, en donde se quejaba de que sus respectivas maquinas tomaban unas decisiones por propia cuenta.
nunca jamas de los jamases he visto nunca ninguna maquina que si bien desde la epoca de Commodore, Amstrad, Sinclair, e incluso las primeras Pc's que tomasen unas acciones o unas cuentas independientemente del usuario.

El usuario tiene o mejor dicho tenía siempre el gran poder y el gran beneficio de la decisión, hoy ni tan cerca estamos (o están) en eso, con la excusa del avance o lo peor de todo con la premisa de ayudar a todo usuario de todo nivel, estos pues toman decisión y acción antes que te des cuenta.
De ahí que luego para que estemos un poco mas tranquilo usamos pues medios y plataformas comúnmente llamado gnu/linux, en donde no solo sabemos que no tomará absolutamente ninguna decisión, sino que aun matizaremos como, donde, cuando, porque, hasta que, y sobre todo hasta cualquier consecuencia que pueda resultar de ella o de ello.

¿Te puedes fiar de tu propia máquina? ¿Sabes que hace o esta haciendo mientras? ¿Te sorprende que adelante o adivine tus propias acciones? ¿No te ocasiona la menor sospecha que algún día haga algo que ni remotamente contemplabas pudiera realizar? ¿Te gusta que te ofrezca tanta ayuda personalizada? ¿Ni sospechas ingenuamente que puede hacer algo mas "que ayudar"?

Entonces si comenzamos a reunir cuentas, si nos confiamos de algo que desconocemos, y no nos confiamos de algo que podemos aun conocer hasta incluso en su propio código (en lo que ha sido programado o desarrollado), veremos pues esa diferencia en que por un lado no se entiende y por otro lado menos se entiende que no se supervise de alguna u otra forma las acciones y decisiones de una simple máquina.

Y lo mejor de todo es subestimar, muchos subestiman que las cosas no se pueden hacer así o asá, pero es curioso como al final consiguen hacerlas, consiguen contemplarlas o incluso en lo mejor de todo consiguen adelantar resultados y sobre todo beneficios. Las estadísticas obviamente están en mano de las máquinas, que gracias a su descomunal velocidad y sobre todo abrumada facilidad de realizar cualquier mínima operación, facilita unos resultados, unas conclusiones o incluso unas hipótesis que son difíciles de rechazar o ignorar.

Mi ordenador no sabe a quien voy a enviar un correo, mi máquina no envía nada a nadie, y lo se en mayor y mejor grado que en lo que desconozco. Mi ordenador no instalar actualizaciones cuando le da la gana al apagar, mi ordenador no busca ni tiene enlaces para descargar nuevas fuentes alternativas ni comerciales. Mi ordenador es eso : mi ordenador, con mis datos, con mis fuentes y con mis cosas privadas. Como si estuviese todavía en los años 80 con el Commodore 64/128, aquí se hace lo que uno en particular decida, aunque sea muy poco lo que sepa hacer, pero el ordenador tampoco se pasa "de listo".

martes, 17 de mayo de 2016

La película o no de American History X.

Ayer noche me quedé a contemplar la película "American History X" de la que tiene muchos o varios ángulos interesantes que tratarse.

Cabe destacar que el argumento de plano y de pronto no transmite ni gratitud, ni interés ni motivación alguna. Conociendo todos las polémicas, problemas y manifestaciones raciales diarias que se desarrollan o se producen en cualquier parte del mundo, todavía así no cabe olvidar nunca que en el peor de los casos todavía queda (o cabe un buen hueco) para la sorpresa, para las manifestaciones sorprendentemente mas claras y sobre todo para un avance cuando todo está colapsado o sin sentido, a nivel personal, particular y sobre todo muy íntimo.
El hilo, el argumento y sobre todo la forma en que poco a poco la película nos explica la historia ayuda (quizás demasiado) en entender y adelantar los hechos y las situaciones que se alcanzan (y por otro lado lo deja justo por encima o sin profundizar mucho mas de lo necesario).

Tan interesante es la forma o hilo metafórico que se sostiene de manera superficial pero mas que suficiente para cualquier espectador, que llegaba a tal punto en que me planteé incluso que esta misma película debería ser de visión obligatoria en ciertos ámbitos, en cierta edad y sobre todo cierto espacio con total dedicación al argumento. Generando así a la vez un debate después de la película en donde varios chicos jóvenes puedan analizar sus impresiones, sus conclusiones y sobre todo lo mas importante sus experiencias de como unos leves minutos con la familia cambia todo el sentido la vida de varias personas, queriendo o sin querer. No hablo ya de reaccionar ni despertar gracias a una hora y media de pura película, pero si quizás un toque de atención en algo que curiosamente puede pasar y suceder en cualquiera.
Revelar el argumento, del que casi ya he hecho bastante no tiene mucho caso, lo que si hace muy bien en aspectos generales es comenzar por la parte mas evidente de la crisis, o sea en máximo tono violencia. si vamos a hablar o hacer de esto pues vamos a lo que vamos, planteemos pues la situación real en unos minutos mas que suficientes de introducción.

American History X puede considerarse un tema y argumento de nivel medio o bajo para representar ciertas realidades cotidianas, pero como película que trata de poner algunos claros ejemplos de la sociedad es fácil pues interpretar, asumir o sentirse en la piel en algunos de ellos. Los entornos, la crisis económica, la inmigración, la historia, los barrios, las canchas, las pandillas, las salidas laborales, las amistades no deseadas, todo son parte del círculo que quieras o no estás incluido.
¿El final? El final de la película no augura nada, absolutamente nada, de ahí que luego se revele o se manifieste todavía con mayores intenciones los actos violentos, algo así como un efecto retardado que sale de una forma u otra. Difícil de evaluar y mucho menos de madurar. ¿Que se veía venir? Si claro todo se ve venir, pero precisamente si lo ves venir... ¿como es posible que no canalices otra opción? Pregunta bastante inoportuna e incluso ofendible a cualquier individuo/"paciente" cuando se haya en una situación tan “descontrolada” particularmente como personalmente.

Al final de todo hasta puedes darte cuenta que el real protagonista de la película es otro y no quien te pusieron en frente pantalla constantemente, es algo que no siempre estamos tan ni tan acostumbrados en reaccionar ni tener en cuenta con previo tiempo. Y todo tiene una semilla, ¿adivinas quien, donde y cuando surge? Pues de la forma mas sencilla, natural, neutral y curiosa del mundo. Lo cual por propia experiencia cabría incluso sopesar, sospechar y prevenir que podría suceder siempre así, pero es otro tema, otro debate y otra complejidad que dejaremos por ahora aquí.
Es muy muy discutible que un neonazi interprete las cosas de otra forma mas que las que ya tiene asumida. Pero aquí viene lo que a muchos en términos de psicología nos interesa mucho mas, que para no gastar mas palabras ni espacio lo podemos resumir en : "ser víctima de su propia medicina". Cuando uno pues es víctima de ciertas condiciones es pues cuando cambia de valores bajo un juicio bastante imparcial pero simplemente víctima de una forma visión de la que sin querer queriendo entras a formar parte y juicio sin suficiente preparación ni visión amplia necesaria, sin hablar de perspectiva de vida, lo mismo que dijimos en anterior párrafo respecto a la semilla. Y aunque la película acaba con un lema muy claro y clarividente en todo el hilo y argumento, hay que entender por que, bajo que circunstancia y como se llega a él, cuando a priori todo parece "tan simple y sencillo". La vida da muchas pero muchas vueltas, y tú... ¿estás preparado?.

XikuFrancesc

sábado, 30 de abril de 2016

Escritorio moderno y las tareas más sencillas.

Es un eterno debate que acompaña a todo usuario de cualquier herramienta informática desde inicio de sus operaciones como actividades rutinaria o diarias.

Se sabe muy bien quien emplea un simple ordenador que las actividades son muchas veces muy sencillas. Tanto en copiar, mover, buscar, insertar, crear, borrar y desplazarse en sus diferentes carpetas.

Pero todavía a día de hoy estas tareas a veces se nos convierte en la mas complicada, tediosa, lenta, aburrida y luego finalmente incluso compleja. Todo es muy fácil y bonito cuando se comienza, el problema viene poco después cuando se comienza a acumular y a multiplicar la cantidad de ficheros, documentos, imágenes, tipos de documentos diferentes, historia, cronología, enviados, recibidos y muchos otros formatos que sería un no acabar nunca de mencionar.

Casi todos los días descubrimos nuevas formas, nuevos decorados, nuevas organizaciones, nuevas motivaciones pero en el fondo y mucho más en el fondo de siempre sigue siendo exactamente igual y lo mismo que el primer día. Moverse, copiar, buscar, crear, eliminar y navegar. Solo que quizás con la práctica o costumbre de todos los días no nos damos cuenta pero debemos organizar un poco mejor todo, ordenar y saber donde, como, cuando o de que forma esta o es todo.

¿Que sucede pues? ¿Que tanto significa que nos perdemos con tanta facilidad? ¿Por que aun con todas esas herramientas no encontramos lo que con tanta prisa o necesidad necesitamos, y luego con toda calma o curiosidad navegando encontramos todo? ¿Que sucede cuando vemos o nos enfrentamos a algo tan simple o sencillo que deberíamos saber que esta ahí en su sitio pero luego es imposible encontrar?. ¿Que significa tanto avance de un escritorio ultramoderno y super decorativo con las herramientas mas optimizadas y todavía ni así sirve o nos es verdaderamente útil?.

Se me presenta alguna que otra solución quizás ya muy debatida pero pocas veces aplicada, he visto varios intentos e incluso buenos casos prácticos que han funcionado levemente en su momento y en sus buenas intenciones, pero luego claramente por otras razones se ha olvidado, se ha prescindido o en el mejor de los casos se ha omitido como si nunca hubiera pasado nada absolutamente nada de nada.

Una es el método de los metadatos, es como una forma de poner nombre, etiqueta, rasgo, referencia para luego buscar mas y mejor, y obviamente encontrar. A veces incluso se da la paradoja de que sus datos metadatos son mas grandes que el propio contenido, supongamos como ejemplo la propia contraseña de nuestro correo. Pero asociamos con ella varias palabras claves, cuentas, nombres y que al final sabemos donde está y como la encontraremos siempre sin problema.

Los metadatos ayudan a situar de forma mágica y genial para cualquier sistema que en su propia tabla de contenido y sobre todo de índice, o búsqueda sabe muy bien donde está de plano y sin perder tanto tiempo.
Finalmente la opción más clara, usar el medio mas rudo, vetusto y simple para que siempre veamos como, donde y de que forma almacenamos todos nuestros documentos, pero eso si ordenador de una forma muy clara como solo nosotros podemos ver y saber, no un modo general para todo el mundo. Sino crear y adaptarse al propio pero digamos así como en “texto puro y duro”. O sea en otras palabras sin adornos, sin escritorio super elegante, ni extra lleno de funciones y habilidades ni nada similar. Sino letra clara y sencilla, que siempre “por los ojos entra”.

Son dos opciones trabajosas, y obviamente nadie lo va a hacer así, o más que nadie es que solo un círculo de personas muy reducidas lo entienden, lo pueden entender y lo mejor de todo es que aparte de entender lo llevan y lo asumirán como asimilarán perfectamente.

Quizás como dicen el viejo dicho, las cosas con puño o con sangre entra. Lo demás no sirve.


XikuFrancesc

lunes, 25 de abril de 2016

Música y músicos, historias que se terminan.

Me está causando cierta sorpresa las manifestaciones que descubro están manifestando ahora tras el fallecimiento de The Prince, son ya varios los artistas que en pleno concierto dedican unas canciones, unas palabras, unas notas, una imagen y sobre todo un enorme respeto al músico.

Ante la sorpresa de que hasta ayer era casi uno mas en la larga colección de artistas que tiene su aquel icono, su imagen, su sello, sus formas y sus manías fácilmente reconocibles, porque no decirlo, se consideraba como no prescindible o imprescindible según como llegara a sentir o interpretar su música o entretenimiento.

Si hace unos meses fue David Bowie que también nos dejaba en seco, que por cierto tampoco se ha esperado mucho después del otro malogrado nombre llamado mas a temas de oscuridad Lou Reed, estamos llegando quizás a una etapa que cuesta aceptar, cuesta entender y sobre todo cuesta asumir de una forma u otra que esto se va "plegando", se va cerrando o consumando y se van dando por terminadas los ciclos, los autores, las canciones y las temporadas famosas de sus estilos musicales.
Es indudable que músicos y cantantes que han sido de larga batalla están ahora dando claras muestras que a todos hay que dar el respeto necesario, pues saben muy bien que el día de mañana pueden ser ellos mismos los que no puedan levantar ni reproducir una nota mas. Claro siempre que sus respectivos egos lo permita, o tristemente hasta las casa discográficas lo exigen mutuamente, deben cuidar y manifestar que esta sección y este selectivo club de personas que viven de, con y por la música va llegando a otros fines, otras metas y sobre todo otras realidades irrefutables.

Otros detalles u otro debate que me genera estos días con la composición musical es comprobar la calidad y generación que estamos convalidando. Si bien son muchos los que lloran, han llorado y pronto llorarán por figuras que han representado tanto incluso por tantos temas, incluidos los de protesta, los tantos diferentes estilos de rock, los géneros tan variados en sus posibles acústicas y los estilos tan creativos como han podido improvisar o estudiar en sus diferentes estudios, que incluso los músicos nuevos actuales (si es que se pueden llamar así) lo van a tener bastante difícil conseguir resultados similares. Ni se presenta ni se valora ni se otorga la misma facilidad como la misma valoración, con el imperativo de ser o mejor dicho comprobar el beneficio o mejor dicho el reclamo y la reacción positiva por aquello se expresa o se siente por la música.

Nada que ver con los éxitos comerciales, nada que ver con los medios publicitarios, nada que ver con las oportunidades creadas antes de saltar al estrellato, ni nada que ver por el reclamo de la buena autenticidad como la buena calidad, y sobre todo talento que de verdad ofrecer una y otra vez sin perder ni un ápice de ilusión, entusiasmo y entrega a todo público en todos los días de la semana y bajo cualquier circunstancia o influencia de entorno. No hablemos pues lo que es la pasión por el sonido, por la melodía y por la composición, sobre todo por la manifestación aquella que con sanas palabras no se puede alcanzar ni manifestar, pero con instrumentos u otras herramientas si se puede vislumbrar o imaginar en modo real lo que se trata alcanzar.

Por otro lado no hay que olvidar como eternos guerreros de la guitarra aun con todo el historial, beneficio y riqueza acumulada en sus años gloriosos siguen dando batalla, siguen subiendo en escenarios y siguen dando sus versiones, reciclando melodías y ofreciendo espectáculo, animaciones y sobre todo experiencias nunca prescindibles, mas al contrario muchas veces imprescindibles para cualquier público, cualquier espectador interesado en sentir, vivir y experimentar que en otro modo y medio no podría alcanzar ni imaginar.

¿La generación de los 70, 80? Que importa su nombre, lo que importa es que se nos va, se nos escapa, ¡¡puta madre!!
Bruce Springsteen, David Gilmour, Mark Knopfler, Eric Clapton, Phil Collins... ¿cuantos más nombres vamos a copiar y poner aquí?


XikuFrancesc